Buscar  
Sólo la burguesía desespera, los pueblos luchan!
En medio de la gran debacle, una reunión más de la asamblea de la o­nU transcurrió. Como siempre, varias intervenciones fueron un despliegue de impunidad y fascismo.
Prensa y Difusión PRT Argentina | El PRT Opina - Situación Internacional | 14-10-2011 a las 13:02 | 498 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/solo-burguesia-desespera-pueblos-luchan
Compartir: Publicar en Facebook Publicar en Twitter Publicar en Meneame Publicar en Google Buzz Publicar en Technorati Publicar en Delicious Publicar en AlternativeWeb
Sólo la burguesía desespera, los pueblos luchan

(1)http://actualidad.rt.com/
(2)http://www.eldia.com.ar/
(3)http://www.lavanguardia.com/
(4)http://www.voltairenet.org/
(5)http://www.prensa-latina.cu/
(6)http://www.bbc.co.uk/
(7)http://www.losandes.com.ar/
(8)http://sp.rian.ru
(9)http://www.losandes.com.ar/
(10)http://www.rebelion.org/
(11)http://www.rebelion.org/
(12)http://www.pagina12.com.ar/
(13)http://www.argenpress.info/
(14)http://www.rebelion.org/
(15)http://www.ambito.com/
(16)http://www.elperiodico.com/
(17)http://www.rtve.es/

En medio de la gran debacle, una reunión más de la asamblea de la o­nU transcurrió. Como siempre, varias intervenciones fueron un despliegue de impunidad y fascismo. Uno de los temas centrales fue el pedido de Palestina para que se lo reconozca como estado miembro de Naciones Unidas (1). Obama, al respecto, dijo que “no hay atajos para la paz” y anticipó que si mandan la petición al Consejo de Seguridad, EEUU la vetará. Pero el país del norte no está solo en la cruzada: Sarkozy lo acompaña (2). El Nóbel de la Paz tampoco perdió oportunidad para calumniar a Irán, Corea del Norte y Siria, lanzando una advertencia: “la liberación de Libia es un modelo para el siglo XXI” (3). El modelo es conocido: operaciones de desestabilización, genocidio, uranio empobrecido, gas mostaza y bombas racimo… todo un baluarte del “humanitarismo”.

Los representantes de algunos países que solían seguir cual corte a los estados de la OTAN avalaron –de palabra- el reclamo de Palestina y además, como gesto, tuvieron la “decencia” de escuchar, esta vez, el discurso de Ahmadinejad. Si bien es una pequeña muestra de la debilidad política creciente del bloque encabezado por EEUU, no debemos engañarnos, ya que no significa un giro real en la alianza de algunos estados con el imperialismo: ante la situación de las masas en sus propios países, deben aparentar no estar tan ligados al gendarme del mundo como realmente están.

Pero lo cierto es que, más allá de los simbolismos, el imperialismo sigue haciendo la guerra en Afganistán, acosa con los bombardeos a Paquistán, continúa con la intervención en Libia y amplía sus bases en África (4). Los miembros de la UE, por su parte, aplican un paquete de sanciones contra Siria (5), combinando la asfixia económica con la desestabilización política (6). Estancada con la santa alianza de la OTAN en Libia (7), la Casa Blanca continúa fogoneando la intervención en Siria, a la vez que apoya a los grupos opositores afines a su política (8 y 9). Asimismo, no se detiene en su campaña de guerra de baja intensidad emprendida hace tiempo contra Pakistán, inventando nuevos enemigos “terroristas” para legitimar la masacre de civiles inocentes (10 y 11). La política del Tío Sam en la región está dirigida a detener la reciente influencia de China y Rusia en la zona; el gran despliegue sus fuerzas militares desnudan su desesperación.

La realidad, único criterio de verdad para los marxistas, nos demuestra que la crisis se va expandiendo y profundizando en todo el mundo ante la incapacidad de la clase dominante de revolucionar las fuerzas productivas. No nos cansaremos de repetir que el problema de fondo que atraviesa el capitalismo es la superproducción, y poco importa que tanto los medios de comunicación, los “analistas” defensores de este injusto sistema, como los funcionarios de turno de los Estados burgueses, declamen que el problema es meramente financiero. La nueva medida del gobierno de Angela Merkel, para mantener a flote el barquito hundido de la eurozona, consiste en inyectar más dinero para “estabilizar” el naufragio económico y social que se vive en Europa (12), lo que significa que el pueblo alemán tendrá que pagar la deuda generada por la especulación de la burguesía financiera. El salvavidas responde a otro de los tantos manotazos de ahogado, en medio de una recesión que está lejos de mermar… (13)

En este callejón sin salida en que se encuentra el capitalismo, el debilitado imperialismo norteamericano sigue azuzando la guerra como solución final a sus problemas. Mientras tanto, los pueblos del mundo, en distintos niveles, resisten a los planes de la burguesía… Ya sea en Afganistán luchando contra los invasores, en Grecia e Inglaterra oponiéndose a las medidas de ajuste (14 y 15), como también en Estados Unidos donde las protestas comienzan a extenderse (16) y la represión ha sido la única respuesta del estado (17). Las masas hacen su experiencia desenmascarando poco a poco a su enemigo de clase. El mundo es un caldero y por más que auguren que la lucha de clases no existe, la realidad tozudamente demuestra lo contrario.

http://www.prt-argentina.org.ar/
 
Más información:


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre


Comentarios (0)
La inserción de comentarios en esta noticia está desactivada
Col-lectiu Kaos en la Red - Carrer Ramón Llull 132 Terrassa, el Vallés Occidental (Paísos Catalans)