Buscar  
¿Qué es el militarismo?
Lacuestión militar siempre ha sido uno de los ejes fundamentales de los escritos históricos del marxismo- en particular de Marx y Engels-.
Javier Méndez-Vigo | Para kaos en la red | 30-3-2009 a las 20:14 | 4940 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/que-es-el-militarismo
Compartir: Publicar en Facebook Publicar en Twitter Publicar en Meneame Publicar en Google Buzz Publicar en Technorati Publicar en Delicious Publicar en AlternativeWeb

“El capital se da por tanto por primera tarea la destrucción sistemática y el aniquilamiento de las estructuras sociales no capitalistas a las que se enfrenta en su expansión” [Rosa Luxemburgo]

Introducción

Lacuestión militar siempre ha sido uno de los ejes fundamentales de los escritos históricos del marxismo- en particular de Marx y Engels-. Tan solo hay que ver obras como“La guerre civile aux États- Unis” donde ambos autores relacionan lo militar con lo económico. En sus artículos sobre la cuestión militar de dicha guerra Engels relata el papel de los distintos ejércitos y el papel de los voluntarios. Ya en otra obra (Notes sur la guerre franco-allemande de 1870- 1871) Engels describe los movimientos militares de los ejércitos y el papel del imperialismo alemán con respecto a la Comuna.

El siglo XX supondrá una nueva interrelación que adentra a Occidente en la Barbarie de las dos Guerras Mundiales. Es en dicha época que los bolcheviques y en particular Leon Trotsky descubren la relación dialéctica entre la cuestión militar y la revolución. Ya en su estudio sobre los Balcanes“Les guerres balcaniques 1912-193” describe lo que supuso la Revolución de los Jóvenes turcos y la relación dialéctica que se da entre lo social y la cuestión militar:“Una revolución es. Objetivamente, una lucha por el poder estatal. Este último se apoya directamente sobre el ejército. Por dicha razón, toda revolución, a lo largo de la historia, ha conducido a esta cuestión: ¿de qué lado se encuentra el ejército? Y, de una u otra manera, siempre ha habido una respuesta”.

Vaya por delante todavía una amplia cita:“La vieja idea de los pitagóricos, de que el mundo sería regido por el número- en el sentido realista y no místico de este término-, puede ser particularmente aplicado a la guerra. Ante todo- el número de los batallones. Enseguida el número de fusiles, el número de cañones se expresa cuantitativamente por el alcance de las armas de fuego, por su precisión. Las cualidades morales de los soldados se expresan en las capacidades de endurecer largas marchas, de tener un tiempo prolongado bajoel fuego enemigo, etc. Sin embargo, cuanto más se va en este dominio, más se complica el problema. El número y el carácter del equipamiento dependen del estado de las fuerzas productivas del país. La composición del ejército y de su mando está condicionada por la estructura social de la sociedad. El servicio administrativo de intendencia depende del aparato estatal general que está determinado por la naturaleza de la clase dominante. La moral del ejército depende de la relación recíproca de las clases, de la capacidad de la clase dirigente de realizar las tareas de la guerra de los principios subjetivos del ejército. El grado de capacidad y del talento del mando depende, por su parte, del papel histórico de la clase dirigente, de su capacidad de concentrar sobre estos objetivos las mejores fuerzas creadoras del país, lo que, de nuevo, diferirá, según que la clase dominante juegue un papel histórico progresivo o que sobreviva y luche simplemente por su existencia”[León Trotsky, Préfaceà Notes sur la guerre franco- allemande de 1870- 1871].

Rosa y elimperialismo

Rosa Luxemburgo da un contenido científico al concepto de militarismo y lo vincula al desarrollo del capitalismo y principalmente al proceso de la acumulación capitalista. En el tomo 2 de suAcumulación del Capital es donde introduce el concepto dándole una aplicación nueva que aunque vinculada al imperialismo considera que es consustancial al propio sistema capitalista: “el capitalismo concluye la necesidad de apropiarse por la fuerza de los medios de producción cada vez más importantes de los países coloniales. Pero los vínculos tradicionales primitivos de los indígenas constituyen el baluarte más potente de su organización social y la base de sus condiciones materiales de existencia; el capital se por tanto como primera tarea la destrucción sistemática y el aniquilamiento de las estructuras sociales no capitalistas a las que se enfrenta en su expansión. No es ya ahí la acumulación primitiva, pues este proceso se prosigue hoy. Cada expansión colonial nueva naturalmente va acompañada de la lucha encarnizada del capital contra la situación social y económica de los indígenas que despoja por la fuerza de sus medios de producción y de sus fuerzas de trabajo. Sería vano limitar el capitalismo a la competencia“pacífica”, es decir a un comercio normal de mercancías tal como es practicado entre países capitalistas como base única de la acumulación... La expansión por saltos que caracteriza la acumulación capitalista no permite ya al capital contar con el crecimiento natural de la población asalariada y con limitarse a esperar la lenta descomposición de las sociedades primitivas y su acceso a la economía mercantil, y contentarse. El capital no conoce ninguna otra solución a este problema que la violencia, que es un método permanente de acumulación como proceso histórico desde sus orígenes hasta nuestros días”.

Rosa Luxemburgo en esta amplia cita nos enseña claramente como el capitalismo no puede vivir sin la violencia. Es un sistema queviolenta las relaciones sociales, pero que también violenta a los propios individuos y sus relaciones, incluso las familiares. Ya en otra obra nos insinuó algo sobre lo mismo. En su Introducción a la economía nos enseña como el capitalismo necesita subvertir las relaciones sociales anteriores y, en última instancia, destruirlas para conseguir los recursos naturales y la fuerza de trabajo necesaria. El capitalismo no tiene otro remedio que“mercantilizar” dichas relaciones sociales. Lo esencial del capitalismo reside en la valorización de una mercancía como es la fuerza de trabajo que se encuentra e una situación especial ya queaquella pertenece a“aquellos que no poseen medios para producir otras mercancías”. Por consiguiente ¿en qué consiste el valor de la fuerza de trabajo? Y Rosa nos dice: “para producir la mercancía fuerza de trabajo, igualmente es necesaria una cantidad determinada de trabajo, a saber el trabajo que produce los medios de subsistencia, el alimento, las ropas, etc., para el trabajador. De modo que la fuerza de trabajo vale tanto cuanto trabajo es necesario para mantenerlo apto para trabajar, para obtener su fuerza de trabajo” [Introdución a la economía política].

El sistema capitalista en su desarrollo necesita constantemente nuevos mercados y al mismo tiempo el apropiarse de materias primas y de los recurso naturales. Por consiguiente, ha de acabar con los distintos modos de producción. En la misma Acumulación del capitalRosa Luxemburgo teoriza dicha introducción de la economía mercantil a nivel mundial. Es decir, que en el proceso de“enfrentamiento del capitalismo con la“economía natural” (o bien con las economías no- capitalistas) se han de cumplir los siguientes principios: 1) la apropiación directa de importantes recursos de fuerzas productivas como la tierra, el agua o las distintas materias primas; 2)liberación” de las fuerzas de trabajo para convertirlas en la mercancía de fuerza de trabajo; 3) introducción de la economía mercantil ; y 4) la separación de la agricultura y el artesanado.

Todo este proceso se dio en la primera internacionalización[preferimos este término “marxista” a la terminología neoliberal] supone el establecimiento de colonias y el desarrollo del imperialismo, aunque esto suponga introducir la perversión (el opio) en aquellas economías no mercantiles para que las clases dominantes nativas se vean obligadas a“abrir los mercados” a las empresas capitalistas de la metrópoli. Pero al mismo tiempo supone la creación de ejércitos“fieles”, y esto se realiza dividiendo a las distintas nacionalidades (fue lo que hicieron los ingleses en la India).

Pero al mismo tiempo supone el establecimiento de la propiedad privada en las colonias. El ejmplo que Rosa Luxemburgo describe con respecto a los árabes es sintomático: los franceses basándose en los ideales de la Revolución Francesa lucharon contra la“anarquía argelina”.En última instancia hacer desaparecer la propiedad existente en aquella sociedad: “la destrucción y el reparto sistemático y consciente de la propiedad colectiva, he ahí el principio y el polo de orientación de la política colonial francesa durante medio siglo, cualesquieran que fuesen las tormentas que sacudieran la vida política interior” [La acumulación]

La época en que escribe Rosa la Acumulación es la época del imperialismo. El desarrolo de lo militar es fundamental y al mismo tiempo las contradicciones de clases se agudizaban. Aparece la competencia interimperialista y dichas potencias se enfrentan por un nuevo reparto. En dicha época lacuestión militar está completamente imbircada. Es ahí donde Rosa desarrolla la tesis del militarismo: “ El militarismo tiene una función determinada en la historia del capital. Acompaña todas las fases de la acumulación. En lo que se denomina el período de la“acumulación primitiva”, es decir al principio del capitalismo europeo, el militarismo juega un papel determinante en la conquista del Nuevo Mundo y de los países productores de especias, las Indias; más tarde, sirve para conquistar las colonias modernas, para destruir las organizaciones sociales primitivas y para apoderarse de sus medios de producción, para introducir por la coacción los cambios comerciales en los países cuya estructura se opone a la economía mercantil...” [La acumulación capitalista]

El militarismo y el Siglo XXI

¿Puede valernos los aportes de Rosa para analizar nuestra realidad contemporánea? ¿Son viables sus análisis para delimitar lo que es el capitalismo senil? Claude Sefarti en un artículopublicado en Viento Sur nos dice que“el reforzamiento del militarismo observado durante los años noventa no fue un“suplemento” añadido a un funcionamiento económico en sí“próspero. Mundialización de capital y militarismo son dos aspectos de“un mismo fenómeno orgánico”, como dijo Rosa Luxemburgo” [Militarismo e imperialismo: su actualidad en el siglo XXI].

El análisis de Rosa Luxemburgo nos puede servir. Si nos remitimos a aquellos principios que el capitalismo necesita para imponer su sistema nos daremos cuenta del triunfo del capital como sistema hasta devenir un sistema- mundo. Desde la caída del Muro de Berlín, desde la derrota y conversión (al sistema) de la burocracia de los países del antiguo bloque soviético nos damos cuenta de que el sistema capitalista ha sabido imponer sus tesis. Por un ladomediante losprogramas de ajuste estructural ha podido terminar con la planificación centralizada liberalizando los mercados, pero al mismo tiempo destruyendo la propiedad colectiva, aunque para esto haya tenido que ser necesaria la desaparición de Estados multinacionales y terminar con la propiedad social (autogestionada). Introduciendo la economía mercantil/capitalista que ha supuesto retrotraer a determinados países a situaciones pasadas y a la mayoría de los pueblos a la miseria y a la barbarie de luchas etnicidas y fratricidas donde aparecen odios“inyectados” por el imperialismo y por las nuevas burguesías.

El sistema- mundo capitalista ha dado un salto cualitativo hacia la barbarie al mercantilizar incluso las patentes y a los no-natos. Esta última internacionalización que los neoliberales denominan globalización se han trasformado en una“mundialización armada”; se ha realizado una gran transformación que le ha llevado a la“criminalización de la miseria”. La agenda neoliberal ha permitido la alianza entre la finanza y lo militar, pero esto no hubiera sido posible sin la existencia de Estados; lo que contradice la idea de “desaparición” del Estado. Esta tesis fue un fetiche que permitió la existencia de los“estados fallidos” que pueden volverse luego en contra delpadre. Los casos de Liberia o la existencia del mismo Bin Laden son el ejemplo vivo de lo que expresamos

El imperialismo ya no necesita de la aparición de colonias, para esto tiene los estados fallidos o bien la etnicización de las guerras. El Congo es otro ejemplo, o bien lo que relata la película“Diamantes de sangre”. El imperialismo no necesita trasladar ingente número de tropas para establecer su dominio, más bien lo consigue mediante esos estados fallidos que consiguen enfrentar a los pueblos y que crean nuevas guerras fuera de las puertas de las metrópolis que le permiten arrebatar a los indígenas cualquier recurso natural o cualquier materia prima (coltan, diamantes, etc. ). Tan sólo en última instancia puede llegar a utilizar las fuerzas militares (como en Irak). En última instancia el imperialismo a pesar de nuevos fetiches continua ejerciendo su función esencial: la extracción de plusvalía, aunque lo haga mediante el pillaje, la opresión y explotación, aunque para ello utilice la violencia y el militarismo.

 

 

 
 
Más información:


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre


Comentarios (0)
La inserción de comentarios en esta noticia está desactivada
Más información en Kaos en la Red
Izquierda a debate Opinión
Col-lectiu Kaos en la Red - Carrer Ramón Llull 132 Terrassa, el Vallés Occidental (Paísos Catalans)