Buscar  
Los partidos políticos en Panamá. Décadas de 1930 y 1940. (Parte II)
Los momentos de crisis económica y fiscal fueron acompañados de crisis y confrontaciones políticas agudas entre las diversas fracciones burguesas, expresadas inicialmente como corrientes internas del Partido Liberal. El estallido posterior del liberalismo,  a partir de los años cuarenta, es la expresión de la diversificación operada en la esfera social.
Olmedo Beluche | Para Kaos en la Red | 20-1-2008 a las 14:03 | 13676 lecturas | 1 comentario
www.kaosenlared.net/noticia/partidos-politicos-panama-decadas-1930-1940-parte-ii
Compartir: Publicar en Facebook Publicar en Twitter Publicar en Meneame Publicar en Google Buzz Publicar en Technorati Publicar en Delicious Publicar en AlternativeWeb
Expresidente Arnulfo Arias M.

LOS PARTIDOS POLITICOS EN PANAMA DURANTE LAS DECADAS DE 1930 Y 1940. (Parte II y última)

Olmedo Beluche e Iván Quintero

  D.  Década del cuarenta: de la efímera unión liberal a la crisis de las estructuras de poder.

  La década de 1940 está dividida en dos fases, de bonanza y crisis, en las que parecen coincidir el comportamiento económico y político de la sociedad panameña.  En el primer lustro, como ya hemos dicho, la Segunda Guerra Mundial, con el consiguiente aumento de las actividades y presencia militar norteamericana en Panamá, marcan una bonanza de las actividades comerciales que hayan su reflejo político en una restitución, aunque efímera, de la unidad del liberalismo istmeño.

En el segundo lustro, a consecuencia del final de la guerra y el retiro de las bases norteamericanas, luego de las movilizaciones de 1947, se inicia una crisis de la actividad comercial, que haya su expresión en las agudas crisis políticas que sacudieron al país a fines de la década, y que culminarán en el golpe de Estado de José Remón Cantera. 

En esta década encontramos algunos intentos de  reacomodamiento de las fracciones liberales, como el golpe a Arnulfo Arias Madrid en 1941, los acontecimientos relacionados con la instalación de la Asamblea Constituyente y el nombramiento de Enrique A. Jiménez como Presidente de la República (1945).  En general la bonanza económica que vivió nuestra economía fue el sustento sobre el cual se implementó de hecho un clima de entendimiento entre las corrientes liberales. El acuerdo formal que le dio soporte a ese entendimiento lo encontramos con la fusión de la facciones liberales en 1946.  Un liberal como Temístocles Díaz Quelquejeu relató ese evento como sigue:

"Cuando en la gran convención del teatro Variedades en 1946, que dio origen al movimiento de la Unificación Liberal, en su nuevo estatuto, instrumento que es hoy día la Constitución del Partido, quedó constituido que el Directorio Nacional estaría compuesto de cinco miembros y se le dio representación en dicho Directorio a cada uno de los cinco partidos liberales que integran la Unificación Liberal, a saber: Liberal Unido (espíritu del Dr. Belisario Porras), Liberal Renovador (de Don Francisco Arias Paredes), Liberal Nacional (de Don Rodolfo Chiari), Liberal demócrata (de Don Enrique A. Jiménez) y Liberal Doctrinario (de mi padre Domingo Díaz Arosemena), cinco partidos que existían en la República, que generaron sus estatutos legales en aras de los más grandes y nobles principios liberales de igualdad y justicia, buscan conjuntamente un amplio y puro panorama político para la patria"  ([22]).

En definitiva, nuevas corrientes políticas y unificación de las facciones liberales se presentan como los rasgos específicos que distingue la actividad político partidista en la década de los cuarenta. Pero también, la década del cuarenta observa la emergencia de nuevas agrupaciones políticas. Tal es el caso del Partido Nacional Renovador y el Partido Revolucionario Auténtico. En esta década toma vigencia del multipartidismo. El fenómeno del multipartidismo no tiene su causa en el surgimiento de nuevos sectores de clase, que esos partidos buscaran representar. Su esencia está ligada a la debilidad estructural de las clases dominantes, y de sus fracciones, que son apenas un apéndice del capital monopólico norteamericano.

Una consideración aparte merece el Partido Frente Patriótico de la Juventud, que viene a ser la expresión política de sectores sociales vinculados a las capas medias de la sociedad (estudiantes e intelectuales) y del pueblo en general. Por su composición y programa no es una organización obrerista, ni socialista, como las organizaciones de los años treinta. El Frente Patriótico de la Juventud fue la cristalización política de la beligerancia estudiantil y popular que se inició con el rechazo de los Tratados de 1947, Filós-Hines. Su contenido, pues, era esencialmente nacionalista y antimperialista, y estuvo muy influido por la victoria antifascista sobre el nazismo al final de la II Guerra Mundial.

Pero, al igual que el intento anterior de las capas medias por concretar una expresión político partidista, Acción Comunal, el Frente Patriótico de la Juventud acabó siendo absorbido por las clases dominantes a inicios de la década de los cincuenta. Hasta la coyuntura de crisis de 1949, el Partido Liberal es la expresión variada y multifacética de los intereses de clase de la burguesía comercial importadora. Evidentemente, a partir de noviembre de 1949, el Partido Liberal Nacional va empezar a representar a los sectores de clase que encabezan el llamado "esfuerzo industrial".

Las elecciones de mayo de 1948 se llevan a cabo en medio de la crisis económica que siguió al auge de la segunda post guerra.  El comercio importador/reexportador entró en una difícil situación, debido a la culminación del conflicto bélico mundial y con ello, el cese de los efectos que produjo el incremento de la actividad militar en el área del Canal.  En esa coyuntura, se postularon cinco candidatos a la Presidencia de la República: el Dr. Arnulfo Arias Madrid, por el Partido Revolucionario Auténtico; Domingo Díaz Arosemena abanderado de la alianza de los cinco partidos liberales denominado Unificación Liberal; el abogado José Isaac Fábrega, apoyado por el Partido Nacional Revolucionario y por el Partido Renovador.  Estos tres candidatos eran los que poseían el mayor caudal electoral.  Sin embargo, también fueron postulados a la Presidencia el Dr. Demetrio A. Porras, por el Partido Socialista y el Dr. Sergio González Ruíz por la Unión Popular.

La campaña electoral se desenvolvió mostrando un agudo conflicto entre liberales y panameñista. El presidente Enrique A.Jiménez, que representaba una de las facciones miembro de la Unificación Liberal, no mostraba reparo en utilizar la Policía Nacional para "aterrorizar" las huestes panameñistas: "Varios millares de personas adictos al líder panameñista doctor Arnulfo Arias se congregaron ayer en el Parque de Lesseps para realizar una demostración de fuerza(...)un escuadrón de caballería se había apostado a una cuadra de Santa Ana cerrando el paso a los manifestantes para el caso de que trataran de seguir hacia la Presidencia"  ([23]).

El vencedor, Domingo Díaz Arosemena -cuyo triunfo fue resultado de un fraude como se demostraría posteriormente- era un próspero capitalista local miembro de la junta directiva de la compañía Internacional de Seguros S. A.y accionista en la Editora Nacional S.A., entre otras. Una crisis política profunda, que le sigue a la crisis económica de 1947, estalla a la muerte del Presidente Domingo Díaz Arosemena en agosto de 1949.

El Primer designado, Daniel Chanis, intentó destituir a los tres comandantes de la Policía Nacional, a quienes se les acusaba de manejar ilegalmente los cupos de transporte urbano y de la matanza de ganado.  Las presiones de estos militares provocaron su "renuncia"; el segundo designado Roberto F. Chiari se negó a asumir la primera magistratura de la Nación.  Irrumpen en el escenario, manifestaciones populares urbanas, que exigen la renuncia de los jefes de la Policía Nacional. 

En una salida política -que es parte de una alianza efímera entre los sectores más atrasados del capital, representados por Arnulfo  Arias, y los sectores burgueses que se habían fortalecido con el esfuerzo "industrial"-, el coronel Remón Cantera, oficial graduado en un academia militar norteamericana, reúne a la Junta Nacional de Elecciones.  Después de un recuento, este organismo concluye que el verdadero ganador de las elecciones de 1948, había sido el Dr. Arnulfo Arias M. 

En ese contexto asciende a la presidencia de la República el Dr. Arias en noviembre de 1949.  Desde allí declara públicamente:  "En mis manos tengo la renuncia de los tres comandantes de la Policía Nacional".  Sin embargo, el pacto lo rompe José A. Remón en mayo de 1951, cuando le da un golpe de Estado a Arnulfo Arias.  La coyuntura noviembre de 1949 a mayo de 1951, muestra el proceso de transición en que los sectores burgueses más ligados al desarrollo productivo interno, construyen su hegemonía en el seno del aparato de Estado.  Proceso conflictivo que significaba la pérdida de la cuota de poder que hasta entonces ocupaba la fracción burguesa ligada al comercio importador.

CONCLUSIONES

Hemos visto cómo se relacionaron dos momentos de crisis económica, con profundas transformaciones sociales y políticas.  Las décadas estudiadas marcaron el nacimiento y consolidación del sector productivo/industrial de la clase dominante panameña, y el momento de decadencia relativa (no su extinción, por su puesto) de la fracción comercial/importadora. Este proceso, que hemos analizado en el marco meramente nacional, no fue exclusivamente panameño. Durante este mismo período el conjunto de América Latina ve surgir el fenómeno de las sociedades urbanas de masas, con sus clases sociales características (obreros, industriales, clases medias urbanas, etc) ([24]).

Es la fase de la industria sustitutiva en nuestro continente, promovida por coyunturas internacionales de crisis (Crack de 1929 y II Guerra Mundial) y el nacimiento de grandes urbes latinoamericanas, que se convirtieron en inmejorables mercados dentro de las fronteras nacionales. Panamá, pues, no hizo otra cosa que acompañar el proceso continental, con sus propias particularidades. El gobierno de Remón Cantera, al igual que el de Harmodio Arias, veinte años antes, logrará estabilizar la crisis económica abierta a fines de los años cuarenta mediante medidas gubernamentales que empujarán la ampliación del mercado interno. Un factor importante para la ampliación del mercado interno y el aumento de las finanzas públicas, pivote de las inversiones que dinamizaron la economía, lo fue el Tratado de Mutuo Entendimiento y Cooperación, negociado con Estados Unidos por Remón Cantera, y firmado poco después de su muerte (1955).

En este tratado se avanzó en el sentido del de 1936, recuperar parte del mercado de la Zona del Canal para el país: se consiguió que Estados  Unidos aumentara hasta 1.9 millones la anualidad pagada por el Canal a Panamá; el cobro del Impuesto sobre la Renta a los empleados panameños de la Zona del Canal; restricciones a la compra en "comisariatos" norteamericanos a unos 10,000 trabajadores que habían gozado de ese beneficio, etc. A partir de los años cincuenta se inician dos décadas de crecimiento económico continuo, en las que el factor más dinámico fue desempeñado justamente por la industria manufacturera, que creció a un ritmo del 8% anual. Ella fue la que creo más empleos, dando origen a la clase obrera industrial panameña.

Por supuesto, la nueva realidad económico social produciría sus propias contradicciones, sociales y políticas, que desembocarían en los críticos años 1960, y finalmente, en el golpe de Estado militar de 1968. Pero eso sería materia de otra reflexión que aquí no abordaremos.

BIBLIOGRAFÍA

Acción Comunal. Panamá, sus Problemas y sus Hombres.  Editorial Acción Comunal. Panamá, 1928.

Aguilera, Rodolfo.  Aspectos Sociales, Políticos-Económicos de la Vida Panameña. Ed. "La Moderna" S.A., Panamá,1934.  77 págs.

Alba C., Manuel.  Cronología de los Gobernantes de Panamá, 1510- 1967.  Imprenta Nacional, Panamá, 1967. 399 págs.

Beluche, Olmedo.  Diez Años de Luchas Políticas y Sociales en Panamá. (1980-1990).  Panamá, 1994.  194 págs.

Cardoso, F.H. y Faletto, E. Dependencia y desarrollo en América Latina. Siglo XXI Editores. México, 1987.

Castillero R., Ernesto.  Historia de la Reorganización del  Partido Conservador.  Tipografía y Casa Editorial La  Moderna.  Panamá, 1932.  97 págs.

Duverger, Maurice.  Los Partidos Políticos. FCE.  México,1965. 459 págs.

Gandásegui, hijo, Marco A.; y Otros.  Las Luchas Obreras en Panamá, 1850-1978.  CELA. Panamá, 1990.  252 págs.

Gasteazoro, Carlos Manuel; Araúz, Celestino Andrés y Muñoz  Pinzón, Armando.  La Historia de Panamá en sus Textos. Tomo II. 1903-1968.  EUPAN.  Panamá, 1980.

Goytía, Víctor Florencio.  Los Partidos Políticos en el Istmo. Separata de la Revista Antigua. Panamá, 1975.  71 págs.

Hughes, Williams y Quintero, Iván.  ¿Quiénes son los Dueños de Panamá?  CEASPA. Panamá, 1987. 276 págs.

Leis, Raúl.  Radiografía de los Partidos Políticos.  Centro de  Capacitación Social.  Panamá, 1984.  121 págs.

Linares, Julio E.  Enrique Linares en la Historia Política de  Panamá.  Litografía e Imprenta Lil S.A.  Panamá, 1989. 410 págs.

Noriega de Jurado, Jilma.   Verdad y Miseria de Nuestros Partidos  Políticos.  Panamá, 1978.  24 págs.

Panamá. Secretaría de Agricultura y Obras Públicas.  Memoria.  930.

Partido Liberal.  Novena Convención Nacional del Partido Liberal. Panamá, 1924.  246 págs.

Patterson (h), Guillermo.  El Partido de la Juventud  (Historia  de un esfuerzo en pro de nuevos ideales).  Tipografía  Henry.  Panamá, 1925.  165 págs.

Pereira, Renato.  Panamá, Fuerzas Armadas y Política.  Ed. Nueva  Universidad.  Panamá, 1979.  228 págs.

Revista Lotería.  Los Partidos Políticos en Panamá.  Vol XII,  Nº143.  Segunda Epoca.  Panamá, octubre de 1967.  p.p.12-18.

Ricord, Humberto.  La Década 1941-1951 y el Frente Patriótico. Cuadernos Históricos Nº 2.  Panamá,1981.

Roberto, George E.  Investigación Económica de la República de Panamá.  Imprenta Nacional.  Panamá, 1932. Cinco Ensayos Sobre la Realidad Panameña.

Saavedra, Mª Strasser; Strasser, David.  El Libro de Oro. Panamá, 1926.


        [1]. Reproducimos un aviso que aparece en La Estrella de Panamá del jueves 18 de abril de 1918, en el que aparecen citados los nombres de los grandes casatenientes panameños de la década de 1910, que conformaban esta burguesía parasitaria de la que hablamos:

        "AVISO. Se cita a todos los dueños y administradores de casas a una reunión de suma importancia:

Mauricio F. de Castro                      S.L. Toledano

Camilo Quelquejeu                              Nicanor Obarrio

Tomás Arias                                          Herederos de Agustín Arias

José Jácome                                          Ricardo De la Guardia

Ramón Arias                                          Díaz y Quijano

Manuel Calderón                                  Navarro y Arosemena

José Arango                                          Compañía Unida de Duque

M.D. Cardoze                                        Viber & Dixon

[2]. " (...) Tomás Viscencini, de pastas alimenticias y molino de maíz y trigo; Chun Yet Sun y familia, de calzados; Justo Fabio Arosemena, confites; Constantino Sáenz, muebles; Paul J. Kiener, salchichas, jamones, etc; Rodolfo St. Malo, dulces y conservas; Samuel Lewis Jr., sombreros de paja; Noriega & Cía, mosaicos;  Guerini & Marino, cigarrillos; Cowe & Cía, muebles; Fábrica Nacional de Calzados; Julio Canavaggio, pastas alimenticias; y Manuel Díaz Doce, elaboración de dulces (...)". El Panamá América, jueves 24 de agosto de 1933.

        [3].  Revista de la Cámara de Comercio de Panamá Nº 29, junio de 1947, Págs. 3-4.

        [4]. Véase el escrito de E.J. Castillero R.; HISTORIA DE LA REORGANIZACION DEL PARTIDO CONSERVADOR EN PANAMA.  Tipografía y Casa Editorial "La Moderna", 1932.  Panamá, 97 págs.

        [5]. Partido Liberal, 1924, Panamá.  Novena Convención del Partido Liberal.

        [6]. Linares, Julio. Enrique Linares en la historia política de Panamá. Litografía e Imprenta Lil, S.A. Panamá, 1989. Págs., 268-269.

        [7]. La Estrella se Panamá, martes julio 24 de 1928.

        [8]. Escribiendo de Florencio Harmodio Arosemena, Linares (Linares;1989:274) ha acotado: "El 9 de marzo de 1904, Florencio Harmodio Arosemena fue designado Ingeniero Jefe de la Secretaría de Fomento y Obras Públicas, cargo al que renunció el 9 de noviembre de 1905 para dedicarse a la industria de la construcción.  En calidad de contratista construyó en la ciudad de Panamá el Palacio Nacional, el Teatro Nacional, la embajada de España y el antiguo Hospital Panamá".  Se trata pues de un capitalista vinculado a la construcción y propietario de tierra rural en la provincia de Darién. (Véase con provecho El Panamá América, jueves agosto 18, 1932).

        [9]. "Acción Comunal" Año V.Nº 66.  Julio, 1928. Pág. 10.

        [10]. El Panamá América, Domingo, octubre 2, 1932.

        [11].  El Partido Agrario tenía su base en la provincia de Chiriquí, allí era expresión de los intereses de los grandes cafetaleros del área de Boquete.

        [12]. Jilma Noriega de Jurado al presentarnos la composición de la Asamblea Nacional de Diputados de 1932 recoge los nombres- que efectivamente fueron elegidos- de Mario Galindo (Colón); José Darío Anguizola (Chiriquí); José Daniel Crespo (Herrera), Demetrio A. Porras (Los Santos); Enrique A. Jiménez y Rodolfo Estripaut (Panamá).  Véase Noriega de Jurado, Jilma; VERDAD Y MISERIA DE NUESTROS PARTIDOS POLITICOS, s/e Panamá, 1978 pág.10.

        [13]. El Panamá América, miércoles, febrero 3, 1932

        [14]. El Panamá América, viernes, febrero 12, 1932.

        [15]. El Panamá América, martes, marzo 8, 1932.

        [16]. El Panamá América, lunes, abril 4, 1932.

        [17]. El Panamá América, lunes, agosto 15, 1932.

        [18]. El Panamá América, viernes julio 13, 1934.

        [19]. El Panamá América, domingo marzo 24, 1935.

        [20]. El Panamá América, jueves 4 de abril de 1935.

        [21]. El Obrero, Nº 10, jueves 14 de febrero de 1935.

        [22]. La Estrella de Panamá, domingo 4 de marzo de 1951

        [23]. La Estrella de Panamá, jueves 15 de abril de 1948.

        [24]. Ver: Cardoso, F.H. y Faletto, E. Dependencia y desarrollo en América Latina. Siglo XXI Editores. México, 1987.

 
 
Más información:


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre


Comentarios (1)

#1.- bibliografía del doctor josé daniel crespo

ana ruth|17-04-2008 02:32

bibiografía del doctor josé daniel crespo

Valoración: 0  

La inserción de comentarios en esta noticia está desactivada
Más información en Kaos en la Red
América Latina Memoria histórica Panamá
Col-lectiu Kaos en la Red - Carrer Ramón Llull 132 Terrassa, el Vallés Occidental (Paísos Catalans)