Buscar  
La Antipublicidad
Es impresionante el poder que tiene la publicidad en las sociedades y en el comportamiento de la gente. Pero si es tan poderosa... ¿Qué pasaría si su objetivo fuera ahora despabilar?
María Ignacia | Chile | 23-7-2011 a las 5:50 | 1456 lecturas | 6 comentarios
www.kaosenlared.net/noticia/la-antipublicidad
Compartir: Publicar en Facebook Publicar en Twitter Publicar en Meneame Publicar en Google Buzz Publicar en Technorati Publicar en Delicious Publicar en AlternativeWeb
El Robin Hood del Mercado

 

 

La publicidad es comunicación. La comunicación es mensajes. Los mensajes son información, acerca de uno y de su entorno. Identifica, educa y condiciona el comportamiento. Está en todas partes. Incluso en uno mismo; la manera en que hablamos, nos relacionamos, los lugares a los que vamos, la ropa que usamos… todo brota de la información que manejamos de nosotros mismos.

El problema es que la publicidad – siendo tan poderosa – subordinada a los intereses del mercado, entrega información falsa, hostiga y confunde manipulando desde las emociones

Es verdad, el hombre quiere interconectividad, quiere poder, quiere belleza, quiere juventud, amor, seguridad, humor, comodidad, comprensión, compañía, pertenencia. Sabe lo que quiere y desde que nace que busca estas cosas, por instinto de supervivencia, es lo que le dicta su naturaleza. Ya que el hombre necesita de estas cosas para sentirse pleno, he ahí su diferencia esencial. Siempre va a dirigir su mirada y atención hacia esas flores. Siempre. La publicidad es como una bruja embustera que para atraer al hombre se viste con los bellos ropajes de su eterna amada, mas no lo es. Nunca lo será. Y está hechizado, atontado bajo el embrujo constante de esta vieja mentirosa.

La información es todo. La información es percepción. Determina la manera en que percibimos la realidad. Si a un hombre se le inculca por todos los medios que el amor lo encontrará sólo si tiene éxito y que el éxito consiste en ganar mucha plata y tener los amigos adecuados, esta persona hará lo que sea necesario para ganar, incluso dejará de ser él mismo, y así automáticamente menguará su capacidad de amar. Y así, por tratar de conseguir lo que siempre quiso, de a poco y a cada paso se aleja, hasta que simplemente lo cree imposible, un cuento de hadas, una ridiculez. Y su alma se oscurecerá. La persona perderá brillo literalmente. En el fondo no gana absolutamente nada y pierde todo, porque ese brillo es todo lo que tiene para sobrevivir, para atraer eso que tanto anhela. Cuando ese brillo interior es proyectado en el exterior vemos a una persona verdaderamente exitosa.

La publicidad ha servido para dormir a las masas. Ha sido una herramienta del todo eficaz, es increíble cómo la gente obedece sin cuestionar. Pero si es así de poderosa, es entretenido imaginar qué pasaría si su objetivo fuera ahora despabilar. Si comenzara a aparecer en los diarios, en las revistas, en la televisión, en la radio, en las calles… la Antipublicidad. El Robin Hood del mercado. Obstinado en la verdad. Parodiando las mentiras. Brillando y aliviando a todas esas personas que se sienten intimidadas ante la violenta falsedad de los estereotipos, la discriminación, la indiferencia, la frialdad, la frivolidad, la alegría fingida y la ceguera colectiva.

Todas esas cualidades que el hombre busca en las cosas del mundo, son lo que el hombre es. El ser humano es belleza, poder, amor, valentía, hogar, sabiduría, libertad, fe y esperanza. Y mientras esté obstinado en buscarlas afuera, las va olvidando adentro. Y cuando quita su atención de adentro y la pone afuera, ahí empiezan todos los problemas. Todos.

La información es poder. Y lo justo es que cada persona pueda empoderarse como se le dé la gana. Pero todos, absolutamente todos deberían tener acceso a ella. Privarlos o ultrajarlos de ésta es aberrante. En todas sus formas. Es atentar contra el libre albedrío. Y tiene consecuencias gigantescas, invisibles para un ojo egoísta e ignorante.

Si tu objetivo en la vida es ser buena persona, si eres temeroso de dios, si quieres hacer la diferencia, o si quieres que tu vida tenga sentido para poder sentirte real, lo único necesario es que te respetes y te ames más de lo que te respeta y te ama el mundo. Pff. Mucho más. Incondicionalmente. Porque tú, y nadie ni nada más que tú eres información necesaria, es decir, amor. Límpiate de los mensajes del mundo que te rodea, has que tu alma se vuelva a sentir querida y sostenida en ti, no esperes eso de nadie más. Escúchate. Conéctate con tus verdaderas necesidades y busca soluciones auténticas. Esas soluciones serán tu aporte, inmensamente necesario. Que no hubiera existido si le hubieras hecho caso al mundo y hubieras sido un consumista más de mentiras.

 

 

 

 

 
Más información:


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre


Comentarios (6)

#1

Mirtila Bonet|23-07-2011 12:07

La creación del Sistema Nacional de Medios Públicos, que aglutina a diversos medios, desde Telesur, hasta el Canal a la Asamblea Nacional, ha  sido uno de los mayores éxitos de la Revolución, sin tener que defenderse mucho de las repercusiones causadas por el caudal de desinformación y mentiras de las empresas privadas de comunicación, que  duplican a  las del Estado.  Es tanto el poder de la prensa y sobre todo radio y TV, que la mentalidad del venezolano es otra, inclusive la del fánatico de derecha,sin que éste último haya cambiado de opinión, pero todos se han convertido en personas políticas, interesadas en el país o en gringolandia, según si son oligarquía, clase media disociada y los demás, que somos venezolanos socialistas.  La capacidad increible que tiene nuestro Comandante de comunicarse con nosotros, el pueblo, ha creado otro ciudadano, independiente, orgulloso de ser lo que es, vigilante y luchador. La publicidad, en los medios públicos, se utiliza para informar y educar y se convierte también, en diversión o entretenimiento.  La música, el teatro, la lectura, las artes plásticas, la artesanía, etc., son también expresiones para el pueblo y que penetran profundamente.

Valoración: 1    |  Avisar provocación

#2.- Gracias

Caminante|23-07-2011 16:23

Qué gran verdad. La información adulterada, cuando no mentirosa, que nos sueltan por los medios masivos nos desnaturaliza hasta el punto de enfermarnos física y emocionalmente con el paso del tiempo.

Creo que la felicidad sería lo más común si esos medios fueran honrados y veraces. Lamentablemente, la felicidad no da dinero. Si lo pensamos bien es una gran paradoja.

Quienes controlan todo el tinglado o son unos ignorantes terribles o su maldad es inimaginable. O, simplemente, puede que la maldad sea pura ignorancia. No lo sé.

Saludos.

Valoración: 1    |  Avisar provocación

#3

Un Andalú|23-07-2011 19:07

En el mundo capitalista, la felicidad es algo que los medios de comunicación y la publicidad, te hacen creer, que se consigue mediante el consumo de sus mercancías, y claro al ser esto falso, se crea una frustracion de la que te dicen solo se cura volviendo a consumir. De manera que si te compras un coche, no pasara mucho en el que tengas la necesidad de comprar el siguiente modelo, a ser posible mas grande, potente y caro. Lo mismo pasara con tu casa, la television, el frigorífico etc, etc,

De esta manera se crea una insatisfaccion permanente y que nunca tiene fin

Los medios de comunicacion capitalistas cumplen un papel muy importante, pues se trata de embrutecer la publico, y que no piense ni tenga criterio propio, porque de tenerlo, se corre el riesgo de que ese publico reflexione, y se de cuenta de que no solamente, ese coche cada vez mas grane, o esa tele ahora de plasma, no solo no dan la felicidad, si no que el quererlas conseguir no hacen sumamente infelices

Admirada Mirtila, lo que dices es muy cierto, los medios de comunicación en si, no son malos, la cuestion es a que intereses sirven. Esos medios en manos del pueblo son muy útiles

Un saludo para usted y la articulista

Valoración: 1    |  Avisar provocación

#4.- Perdón por el error donde pone no hace, quería decir nos hacen

Un Andalú|23-07-2011 19:09

Valoración: 0    |  Avisar provocación

#5

24-07-2011 07:39

Gracias a ti Caminante!

PERO,  no te parece  que las personas felices que  transmiten ese no se qué... son las más cotizadas. La gente siempre las quiere ver, porque son graciosos.

Son necesarios, incluso el mundo capitalista los busca

A lo que voy es que hay algunas creencias muy inculcada que  son falsas... eso de que la felicidad no atrae la abundancia, o que ser anticapitalista es ser aburrido

Los artistas serios, los humoristas memorables, escritores, documentalistas, dibujantes, pintores, conversadores, mimos, bailarines, eeeetc... en general la gente que opta por ser auténtico siempre sale ganando... la lucha te va dando herramientas y un brillo especial que vale oro. Y por otro lado, al ser feliz, necesitas menos cosas. Es tan conveniente y práctico

Valoración: 1    |  Avisar provocación

#6

Caminante|24-07-2011 23:33

Si te refieres a la aparente felicidad que poseen ciertos presentadores de programas y personajes carismáticos de cara al público, pienso que muchas veces se trata de representaciones. En sus vidas privadas puede que no lo sean tanto. Cuando se ambiciona el dinero y el reconocimiento difícilmente se puede ser feliz. Quién sabe, tal vez en un principio, cuando sus pasos eran humildes y sus metas generosas, su felicidad sí fuera tal.

Antes, cuando oía eso de que la felicidad nace de dentro no lo entendía, pensaba que debía ser cierto, pero no llegaba a comprender por qué. Ahora, gracias a la "desconexión" que me ha permitido mirar hacia dentro y, a la vez, comprender un poco mejor mi entorno, influenciado en gran parte por la información que, gracias a personas como tú, está a nuestro alcance, puedo comprender de primera mano ciertas realidades que jamás difundirían los medios masivos en horas de máxima audiencia.

Un afectuoso saludo.

Valoración: -1    |  Avisar provocación

La inserción de comentarios en esta noticia está desactivada
Col-lectiu Kaos en la Red - Carrer Ramón Llull 132 Terrassa, el Vallés Occidental (Paísos Catalans)