Buscar  
Comunidades zapotecas denuncian ser víctimas de un acto de geopiratería
Lo que apareció como un proyecto en beneficio de las comunidades, deja ahora a muchos de los participantes con la sensación de haber sido víctimas de un acto de geopiratería
UNOSJO | Para Kaos en la Red | 16-1-2009 a las 20:27 | 1550 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/comunidades-zapotecas-denuncian-ser-victimas-acto-geopirateria
Compartir: Publicar en Facebook Publicar en Twitter Publicar en Meneame Publicar en Google Buzz Publicar en Technorati Publicar en Delicious Publicar en AlternativeWeb
Comunidades zapotecas denuncian ser víctimas de un acto de geopiratería

A finales del 2008 se entregaron en forma de mapas los resultados de una investigación llamada México Indígena a dos comunidades zapotecas de la Sierra Juárez, misma que había iniciado dos años antes un equipo de geógrafos de la Universidad de Kansas. Lo que apareció como un proyecto en beneficio de las comunidades, deja ahora a muchos de los participantes con la sensación de haber sido víctimas de un acto de geopiratería.

En agosto de 2006 el equipo de investigación del proyecto México Indígena, se presentó a la oficina de la Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez, Oaxaca, S. C. (UNOSJO, S. C.), con la finalidad de presentar los objetivos de su investigación y pedir apoyo para poder realizar su trabajo en la región de la Sierra Juárez. Dentro del equipo se encontraba en ese entonces el Biólogo Gustavo Ramírez, conocido en la zona por ser originario de Ixtlán y quien fue el responsable de hacer el acercamiento con nuestra organización.

Aunque inicialmente el Geógrafo Peter Herlihy, responsable del proyecto, explicó a la UNOSJO S. C. los objetivos del mismo, relacionándolo principalmente con el impacto del PROCEDE en las comunidades indígenas, nunca mencionó que este prototipo de investigación estaba financiado por la Oficina de Estudios Militares Foráneos (Foreign Military Studies Office, FMSO por sus siglas en Inglés), de la Armada de los Estados Unidos y que le entregaría reportes de su trabajo a esa oficina; pese a que se le preguntó expresamente cuáles serían los usos que se le daría a la información obtenida con su investigación.

Herlihy mencionó que colaborarían con su equipo: La Sociedad Geográfica Americana (American Geographical Society, AGS por sus siglas en Inglés), La Universidad de Kansas, La Universidad Estatal de Kansas, La Universidad de Carleton, La Universidad Autónoma de San Luis Potosí y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, omitiendo también la participación de la empresa armamentista y de inteligencia militar Radiance Technologies.

Aunque la UNOSJO S. C participó en algunas de las actividades iniciales del proyecto México Indígena, poco tiempo después dejó de participar porque consideró no estaban claras sus intensiones. La investigación también causó desconfianza en las comunidades de Santa Cruz Yagavila y Santa María Zoogochi, mismas que también abandonaron el proyecto; por lo que el equipo de México Indígena centró sus actividades en las comunidades de San Miguel Tiltepec y San Juan Yagila, ubicadas en la región zapoteca conocida como El Rincón de la Sierra Juárez.

En noviembre de 2008 en una reunión de la Unión de Comunidades Cafetaleras Unidad Progreso y Trabajo (UCC), realizada en la comunidad de Santa Cruz Yagavila, se presentó Peter Herlihy y John Kelly, del equipo de México Indígena, para anunciar que habían terminado los mapas de las comunidades de Yagila y Tiltepec e invitar a otras comunidades de esa organización a que realizaran trabajos similares, mencionando que este trabajo se había hecho con la colaboración de Aldo González de la UNOSJO S. C., lo cual fue desmentido en esa misma reunión.

Después de la reunión de la UCC mencionada anteriormente, la UNOSJO S. C. inició una investigación para saber que había atrás del Proyecto México Indígena, dándonos cuenta que el proyecto es parte de una investigación geográfica mayor que se llama Expediciones de Bowman, auspiciada y financiada por la FMSO, entre otras instituciones. La FMSO proporciona información a una base de datos mundial que es parte integral del Sistema del Terreno Humano (Human Terrain System, HTS por sus siglas en inglés), una estrategia de contrainsurgencia del Ejército de los Estados Unidos que están aplicando con pueblos indígenas entre otros y que ha sido diseñada por la FMSO.

Los países donde se ha utilizado el HTS, desde 2006, con fines militares son Afganistán e Irak, y hasta donde hemos podido averiguar se están haciendo expediciones de Bowman en: México, Las Antillas, Colombia y Jordania.

El proyecto de México Indígena terminó de realizar los mapas de las comunidades Zapotecas de San Miguel Tiltepec y San Juan Yagila en Noviembre de 2008. Contrario a la tan mencionada transparencia de que presume el equipo de México Indígena, el único idioma que se utiliza en su página web es el inglés, mismo que no es comprendido por las comunidades participantes; antes de que se entregaran los mapas a las comunidades, estos ya se habían publicado en el Internet; y nunca se informó a las comunidades que se entregarían reportes sobre los trabajos realizados en ellas a la FMSO.

Adicionalmente a los mapas publicados por el equipo de México Indígena se construyó una base de datos donde se encuentran los nombres de los comuneros, asociados a la localización geográfica de su o sus parcelas, el tipo de uso que se da a la tierra formal o informalmente y otros datos a los que no se puede acceder por el Internet.

Según lo dicho por los responsables del equipo de México Indígena, son múltiples los usos que se pueden dar a este tipo de mapas (sin especificar si los usos son comerciales, militares u otros). Adicionalmente los mapas pueden montarse sobre el programa de Google Earth y prácticamente cualquier gente puede acceder a esta información; aunque solo podrán decodificar la información que está plasmada en zapoteco (toponimias), los integrantes de la comunidad, o quienes tengan la capacidad de traducirlos, como serían los especialistas en lingüística de la FMSO.

La UNOSJO, S. C. está en contra de que se sigan realizando este tipo de proyectos en la Sierra Juàrez y se deslinda completamente del trabajo que ha realizado el equipo de México Indígena, al mismo tiempo que hace un llamado a las comunidades indígenas del país y del mundo a no dejarse sorprender con este tipo de investigaciones que están expropiando los saberes tradicionales de las comunidades y pueblos, sin su consentimiento previo informado, ya que pueden ser utilizados en su contra en el futuro, aunque los investigadores prometan inicialmente que lo quieren hacer de “buen corazón”.

Exigimos a Peter Herlihy, haga efectiva la transparencia que presume, e informe al público mexicano de sus fuentes de financiamiento y todas las instituciones a las que entregó la información recabada en las comunidades.

Asimismo exigimos al gobierno mexicano exprese su posición frente a estos hechos. En primer lugar a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, por haber financiado parte de esta investigación; así como a la Secretaría de Gobernación, de Relaciones Exteriores y los diputados y senadores, por las posibles violaciones a la Soberanía Nacional y a la Autonomía de los Pueblos Indígenas.

Oaxaca de Juárez, Oax., a 14 de enero de 2009.

UNION DE ORGANIZACIONES DE LA SIERRA JUAREZ, OAXACA, S. C.

(UNOSJO, S.C.)

 
Más información:


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre


Comentarios (0)
La inserción de comentarios en esta noticia está desactivada
Col-lectiu Kaos en la Red - Carrer Ramón Llull 132 Terrassa, el Vallés Occidental (Paísos Catalans)