Buscar  
Teorías del cambio social y la práctica de los cambios sociales: Venezuela
El desarrollo alternativo que está llevando a cabo Venezuela, se plantea como algo desviado que atrae a otros  país de la región. ¿Hasta  qué punto un país subdesarrollado  tiene que  "desarrollarse" siguiendo las pautas  del capitalismo? 
Núria Rodríguez | Para Kaos en la Red | 29-3-2008 a las 19:19 | 9399 lecturas | 2 comentarios
www.kaosenlared.net/noticia/teorias-cambio-social-practica-cambios-sociales-venezuela
Compartir: Publicar en Facebook Publicar en Twitter Publicar en Meneame Publicar en Google Buzz Publicar en Technorati Publicar en Delicious Publicar en AlternativeWeb


Si reflexionamos sobre el cambio social, podemos escoger dos de las grandes teorías que argumentan, desde posiciones contrarias, hacía donde van estos cambios en las sociedades de hoy. Por un lado, tenemos la teoría de la Modernización de Inglehart[1] y por el otro la de la Dependencia de Amin[2].

A partir de estos dos modelos de cambio social, contrapuestos a simple vista, marcaré las ideas principales y posibles críticas a la modernización que bajo mi punto de vista se pueden hacer a partir de las teorías de la dependencia. Para remarcar estas críticas y por no dejar de lado la praxis pondré un ejemplo práctico como es el caso de Venezuela.

Primeramente, la acción social responde a diferentes motivaciones, la cual persigue unas preferencias individuales, pero esto no quiere decir que la suma de acciones individuales sea una acción colectiva. La acción social marca una estructura social, la cual esta última hace que sea posible la primera, es decir, que es un proceso de retroalimentación.

La estructura social, des del punto de vista de Wrigth[3], es una clasificación de clases sociales a partir de variables y tipos de distribución de recursos, esto nos marca un tipo de relación como relaciones de género, raciales... De la acción social se puede derivar el cambio social ya que el último suele ser resultado del primero. Podemos distinguir entre un sistema de acciones como cambio social que se determina cuando los productos de un sistema de acción modifican las entradas de este mismo; puede ser un cambio social lineal o discontinuo, y las secuencias de estos cambios pueden reforzar-se en sí mismas o ser reactivas. Por otro lado podemos mirar el cambio social comodiferenciación, que consiste en la creciente complejidad de la realidad de las sociedades. Marca dos subsistemas contradictorios; por una lado entre grados de diferenciación e integración, i por el otro entre sistemas económico i político.

Las dos teorías básicas que utilizaré para este artículo mantienen que el cambio social se tiene que estudiar desde el punto de vista de la diferenciación. Aunque para empezar, querría hacer una crítica a grandes rasgos de las teorías de la modernización, concretamente la qué plantea Inglehart puesto que su modelo de cambio está basado en una visión muy etnocéntrica y absolutista. Es decir, por una parte ve el cambio social que ha habido en los países occidentales como modelo a seguir en el resto de países que tienen variables políticas, económicas, culturales totalmente diferentes a los países occidentales. Por el otra parte Inglehart desde su punto de vista absolutista cree que hay una sola línea de evolución y desarrollo como posible y factible.

Por otro lado, el modelo de la Teoría de la Dependencia que plantea Amin seria un buen paso para no caer el absolutismo y entocentrismo que surge en la modernización ya que la teoría de la Dependencia nos dice que hay varios caminos para hacer el cambio social porque no todos los países son iguales. Sobre todo pone énfasis en los países que han sido colonizados, los describe mostrándonos que no tienen nada que ver con los países que han sido metrópolis e incluso hay diferencias por regiones colonizadas; destaca básicamente tres: América Latina, África y Asia.
Como intentaré explicar a continuación empiezan a surgir ejemplos de otro tipo de cambio sociales, sobre todo en América Latina, que hacen que la teoría de la modernización no tenga vigencia y que abren otras vías de desarrollo.

En referencia a Venezuela, vemos que ha seguido un proceso de desarrollo muy diferente del que plantea Inglehart. Este autor nos habla sobre la modernización y el proceso que esta conlleva para llegar a la posmodernización. Las fases de este proceso son básicamente el cambio económico desde el punto de vista de que este sea positivo, es decir, que la economía de un país aumente. Seguidamente, dice el autor que habrá un cambio cultural y más o menos paralelamente habrá un cambio político. En referencia al segundo cambio, dice que el hecho de que haya seguridad económica, la sociedad adapta nuevos valores más atados a la calidad de vida. Y este cambio hace que políticamente, se deje atrás la lucha de clases y se prioricen otras cuestiones como el medio ambiente, la homosexualidad, la igualdad de género como nuevos fines políticos. Inglehart afirma que la lucha de clases desaparece cuando se deja atrás una economía de supervivencia y ésta se transforma en una de calidad de vida.

Si cogemos el cambio que ha habido en Venezuela, vemos que este cambio no ha sido así. Primeramente, hubo un cambio político de la mano de Hugo Chávez que ha comportado cambios en la economía del país. Tanto el cambio político como económico no ha sido similar al que plantea Inglehart, él dice que hay una pérdida de confianza en los gobiernos y que estos tienen que estar fuera del control del mercado privado; pero en Venezuela el desarrollo de la economía ha sido en base a la nacionalización de la empresa petrolera PDVSA que ha acabado, no totalmente, con las élites liberales y ciertas empresas extranjeras que dominaban el país. Ha hecho crecer el PIB del país y mejorar las cuestiones sociales olvidadas por quienes gobernaban el estado. Es decir, que no sigue un esquema neoliberal sino de tendencia keynesiana. Por último, todo esto ha ido acompañado por la reivindicación de una cultura tradicional como la de los indígenas y de una cultura propia como latinoamericano que se refuerza por un sentimiento antiimperialista hacia EEUU.

En referencia a las teorías de la dependencia en relación a Venezuela vemos tal y como dice Amin que las estructuras del país se formaron a partir de la colonización y todavía son presentes. Predomina el capitalismo agrario latifundista dónde la clase baja y mayoritaria son los campesinos, hay una burguesía mercantil y un pequeño mundo urbano dónde se encuentran las élites dominantes que ven el desarrollo en el ámbito del capital extranjero. En el caso de Venezuela estas élites tenían en su mano el petróleo del país y estaban al servicio de las élites de los países desarrollados, sobre todo de Estados Unidos y España, puesto que hay autores que dicen que a partir de los años 90 España volvió a colonizar América Latina, y por lo tanto los beneficios que se sacaban del país quedaban en una élite tan periférica como central que apoyaba totalmente un sistema neoliberal dejando de lado las políticas sociales.

Por lo tanto el cambio que ha habido en Venezuela se ha determinado por una ruptura radical de estos lazos de dependencia a partir de la utilización del petróleo como arma política y económica. Como podemos ver ha habido “sucesores” de Chávez en otros países, como por ejemplo Evo Morales y de otros políticos latinoamericanos que están cogiendo apoyo y mucha mala fama por parte de las élites centrales. Todo esto hace que la república bolivariana tenga muchos seguidores para buscar el desarrollo en los países latinoamericanos que como he dicho antes ha seguido un proceso totalmente diferente al que apunta Inglehart.

Resumiendo, Venezuela ha sido capaz de dejar de lado la acumulación primitiva basada en el capital extranjero para crear uno proyecto colectivo propio a partir de la nacionalización. Podemos observar que Venezuela entraría dentro del concepto de sociología de las emergencias[4] puesto que desde su proyecto nacionalista y antiimperialista, rompe los esquemas occidentales de la homogeneidad por parte de los países occidentales y la legitimidad de los EEUU como un país superior.
Podemos ver que el eje que se quiere crear Venezuela - Cuba - Bolivia es un movimiento que pone en entredicho, sobre todo en América Latina, el concepto de que EEUU es todo poderoso en la región principalmente, y secundariamente en el mundo en general. Como consecuencia global ha hecho que haya una internacionalización de movimientos sociales que cogen a Venezuela como nuevo modelo de cambio. Aquí también tenemos que englobar a muchos movimientos sociales de países occidentales, sobre todo los denominados antiglobalización.

También podemos ver que Venezuela tiene gran interés en qué en América Latina surja una nueva izquierda que pueda ser independiente y sólida, puesto que siguiendo el discurso de Simón Bolívar tiene que haber una unificación de los países latinoamericanos para hacer frente a l’imperialismo de los países céntricos. Un ejemplo muy claro de esto fue cuando Venezuela le dio dinero a Argentina para pagar la deuda externa y poder hacer alianza con el expresidente Kirchner sin ninguna presión extranjera. En conclusión, Venezuela desde su parte está intentando crear un bloque fuerte en América Latina, para luchar en contra de la globalización y los principios neoliberales del capitalismo. Este proyecte colectivo abre las puertas hacia nuevas opciones de futuro en América Latina.

Para acabar, me gustaría hacer un pequeño homenaje a Erich Fromm cuando afirma que no ha habido una evolución paralela en la racionalización y en la humanidad, tal y como él dijo: “conviven el cerebro de un ordenador con las emociones de un orangután”. Con esto me gustaría decir que el cambio social y el desarrollo muchas veces sólo se han hecho a partir de la racionalización y de la humanidad nos hemos olvidado de ella puesto que hemos ido anteponiendo la economía feroz del neoliberalismo por delante de las personas.



[1] Inglehart, R. (1998) Trayectorias del cambio social. Modernización y posmodernización: cambio cultural, político y económico en 43 sociedades. Madrid: Centro de Investigaciones sociológicas. pp. 426-449

 

[2] Amin, S (1985) Las formaciones del capitalismo periférico. La cumulación en escala mundial. México: siglo XXI pp. 365-405

 

[3] Wrigth, E. O. (1995): “Análisis de clase”; en Julio Carabaña (comp): Desigualdad y clases sociales.

[4] Santos, B.S (2005) Hacia una sociología de las ausencias y una sociología de las emergencias. El milenio huérfano. Ensayos para una nueva cultura política. Madrid: Trotta. pp. 151-194

 

 
Más información:


Si quieres contribuir a que Kaos en la Red pueda seguir publicando artículos como este, puedes hacer tu donación en:
Paypal (seguro y permite diferentes formas de pago)
Microdonación de 2 euros
Donación de importe libre


Comentarios (2)

#1

30-03-2008 23:45

Buena reflexión!!. La teoría de la dependencia es válida en el siglo XXI contra el neoliberalismo del modernismo, tesis de la antiglobalización actual.

Valoración: 11  

#2.- La empresa privatizadora cuenta con el apoyo del gobierno de Chávez, cuyo ministro de Trabajo se ha puesto del lado patronal.

02-04-2008 21:41

Valoración: 1  

La inserción de comentarios en esta noticia está desactivada
Más información en Kaos en la Red
América Latina Antiglobalización Cultura Opinión Venezuela
Col-lectiu Kaos en la Red - Carrer Ramón Llull 132 Terrassa, el Vallés Occidental (Paísos Catalans)